Pintora e ilustradora sevillana .

En la pintura de Irene es frecuente encontrar la desolación del individuo en sus distintas vertientes pero desde un punto de vista irónico y ridículo donde la tragedia se vuelve más dulce. Son habituales sus personajes solitarios que rozan el absurdo con una fragilidad que los hacen entrañables a ojos del espectador. Lo grotesco y lo bruto queda edulcorado por una extravagancia donde la rareza es belleza.

Los sinsabores del amor, la soledad, las dificultades del día a día y ese afán de superación y supervivencia desde el lado bueno de las cosas.

Ha recibido algún premio y ha participado en muchas exposiciones, individuales y colectivas.

Actualmente trabaja en varios proyectos editoriales y  ha ilustrado varios libros («Una de zombis», «La chistera del Dr. Petrov» y «Diario de un despecho, tragicomedia del olvido» de Ed. Thule; «El Tesoro» Ed. En Huida; «Birdgi, la niña pájaro… y Lauro», un libro de relatos breves («Mediatinta». Ed. Le Bateau), «Los siete cabritillas y el lobo» (Ed. Algaida).